pagina de inicio


LA SALSA ES UN SENTIMIENTO - CAPITULO I



LA SALSA ES UN SENTIMIENTO
(JÉCTOR Y YO)



Inolvidable mi primera fiesta nocturna. Se me pusieron los vellos de punta al escuchar una voz recitar “Esta es la mejor Salsa que ha da´o Puerto Rico… ¡y que lo diga la gente!…”.

- ¿Quién canta eso? Pregunté a un amigo.

- El Tiburón de la Fania. Me dijo.

El día siguiente le canté a Papá lo que recordaba de la canción .Con una cómplice sonrisa indicó:

- ”Revisa entre mis discos, es una carátula marrón con dibujitos”


En el anverso del álbum leí por primera vez el nombré de aquel cantante: “Héctor La Voe” (No Lovoe). Escuche el surco del acetato como mil veces y terminé convencido en querer cambiar mi Cuatro Cumanés (Instrumento autóctono venezolano de 4 cuerdas descendiente de la Guitarra Renacentista. Elaborado en Cumaná, Región ubicada al oriente de Venezuela. Capital del Estado Sucre. La afinación tradicional del Cuatro es LA-RE-FA sostenido y SI) por un Timbal…para imitar el solo de “Timbalero”.

Papá al ver mi interés por la música tropical, buscó unas preciosas Maracas que su amigo personal, el Percusionista y Luthier “Pan con Queso” (Carlos Emilio Landaeta) le había fabricado y obsequiado en la década de los años 60.

Con absoluta paciencia me enseñó el “Pa´ Chacao” (voz onomatopéyica de su acompañamiento en la Salsa)…Comencé percutiendo el instrumento sobre mis muslos, colocando la más pesada en mi mano derecha, y cuando logré mantener el ritmo y compactar sus semillas internas, levanté los brazos y sobre la música de Willie imaginé ser el Tiburón de la Fania.






LA TÍMBA NO VA SONÁ

- “Papá ¿puedes regalarme un Timbal? Asomé con cautela.

- “Culmina el 6to grado de educación básica con buenas calificaciones y será tuyo”. Subrayó con una mirada cómplice.

Tan pronto terminó el último lapso mostré las calificaciones a Papá.

- “Hijo, el Timbal es tuyo”.


A los pocos días, Papá se presentó con dos tamborcitos azul celeste de fabricación asiática que empecé a tocar con unas varitas de ganchos de colgar ropa, luego… me enteré que ese instrumento se llamaba Bongó. El más pequeño de sus cueros se denominaba “Macho” o Tambor Menor y el parche mayor, “Hembra” o Tambor Principal. Su afinación era la más alta de la sección rítmica salsera, en donde fungía como solista: A una distancia de octava justa el Tambor Menor se templaba en el DO4 (DO central) y la Hembra en el DO5.

Comprendí que no se tocaba con palitos, si no con la yema de los dedos y su técnica, se adjetivaba de “Martillo”. Supe también que el músico que ejecutaba el Bongó era la misma persona que hacia sonar una Campana de mano una vez concluida la letra de la canción y superado el Interludio instrumental, momentos antes de iniciarse el Coro.


L = Left; R= Rigth
T = Dedo pulgar; F= Todos Los dedos; 1= Dedo índice; 2= Dedo medio.
La mano derecha puede tocar con todos los dedos en vez de utilizar los señalados




Autor : Daniel Moreno

© Copyright. Derechos reservados.
Solo se autoriza su reproducción si se hace de forma gratuita y de libre acceso a cualquier usuario, mencionando "siempre" la fuente musicareas.com y conservando "siempre" el nombre del autor Daniel Moreno y su email.
Prohibida su reproducción con fines comerciales sin la autorización del autor.

 


Capítulo 1 Capítulo 2 Capítulo 3 Capítulo 4


Inicio Hardware Software Mercadillo Temática Como se hace... Cursos Utilidades Foros
Fabricantes Colabora Libreria musical Libro de firmas Enlaces Política Escribenos

© 2000 - musicareas.com . Todos los derechos reservados