pagina de inicio


MÚSICA INDÍGENA DE LOS ALTOS DE CHIAPAS, MÉXICO


MÚSICA INDÍGENA DE LOS ALTOS DE CHIAPAS


           La música indígena de los Altos de Chiapas, México, que en si misma es mayormente profana, se liga en su practica con su actividad religiosa y se interpreta en las actividades o festividades que tienen este carácter. Esta dualidad se explica porque la actividad religiosa cumple con un propósito múltiple en la vida indígena.

          Las fiestas, con un motivo religioso, el de rendir homenaje a una imagen en su fiesta titular; sirven también para reunir a la gente usualmente dispersa en los parajes para establecer entre ellos relaciones personales y familiares, para comerciar, discutir y divertirse. Estas funciones sociales y de convivencia también están en la música.

          Esta tiene como objetivo primordial el rendir adoración al santo y con este propósito se organiza, pero al mismo tiempo proporciona diversión, oportunidad de lucimiento y de adquirir fama y prestigio, lo que se traduce en reconocimiento y respeto por parte de la comunidad. Solo teniendo presente esta complejidad se puede explicar como tienen lugar los bailes zapateados acompañados por marimba ante una imagen religiosa.

          En este ámbito tienen lugar los tres tipos de música dos de ellos a cargo de músicos indígenas, la música de alientos y percusiones y la música de cuerdas; el otro queda e manos de interpretes mestizos que forma conjuntos de marimba.


MÚSICA DE ALIENTOS Y PERCUSIONES

           En ella intervienen, formando diversas combinaciones: flautas de carrizos (pitos) de tres perforaciones y en varios gruesos, cornetas sin llaves y tambores, básicamente de doble parche en diferentes tamaños.

           Los indicios que música e instrumentos de este tipo proporcionan, hacen pensar que se derivan de modelos hispánicos.

           Por su misma naturaleza, este género tiene un carácter casi ritual. Su uso mas frecuente se liga a las festividades, en ellas los músicos tocan todo el día en el atrio, tanto como homenaje a la imagen como publico anuncio de la fiesta.

           También se le utiliza con cierta frecuencia para acompañar las procesiones exteriores, así como para acompañar danzas y comparsas en las festividades mayores como el carnaval y la semana santa. Una de las características formales de este tipo de música es la aparición de segmentos arrítmicos en que los interpretes improvisan.


MÚSICA DE CUERDAS

          En este tipo de música intervienen, también en diferentes combinaciones, un arpa de entre veinte y treinta cerdas, una guitarra de diez o doce cuerdas afinadas en par o pares y un violín.
          Todos los instrumentos son de fabricación local y su hechura constituye una vieja tradición artesana en la que sobresale la gente de San Juan Chamula.
          Por sus propósitos ésta música tiene mas variedad, su uso principal es el de la adoración religiosa a través de los cantos de alabanzas o rogativas que se entonan frente a los altares en que se colocan las imágenes.
          También se utiliza para acompañar danzas como la del bolonchón o tigre, comparsas y desfiles.
          Por ultimo, tienen propósito profano que hace referencia a la vida cotidiana y estilos de canto de las comunidades.
          Independientemente de su propósito, este género se ajusta a un solo patrón rítmico y melódico con un reducido numero de variantes.
          Esta uniformidad se compensa con el talento de los interpretes, que introducen variantes improvisadas como el falsete en el canto y la combinación irregular entre versos y música. Así, cada interpretación ofrece algo nuevo e inesperado, no como accidente sino como característica general del género ya que es vital.

          Aunque obviamente el acordeón no es un instrumento de cuerda, su uso debe de asimilarse a este género, ya que se utiliza para sustituir cualquier instrumento de cuerda y principalmente el arpa. Su introducción parece relativamente reciente y su difusión pudiera explicarse por varias razones: su posesión otorga prestigio, su transporte es mas sencillo y su interpretación no ofrece tantas dificultades.

          Tras algunas dudas se asimiló a este género el ejemplo de la violineta u organillo de boca recoplado entre los tojolabales. Sus características profanas como el carácter del interprete, que debe de ser un joven soltero, y el propósito de expresar estados de animo, fueron los determinantes de esta asimilación. La presencia de la música de solteros parece ser excepcional y limitada a los tojolabales de la altiplanicie.

VER OTROS ARTÍCULOS DE MÚSICA ÉTNICA

Autor : Fidel Rojas Hernandez

© Copyright. Derechos reservados.
Solo se autoriza su reproducción si se hace de forma gratuita y de libre acceso a cualquier usuario, mencionando "siempre" la fuente musicareas.com y conservando "siempre" el nombre del autor Fidel Rojas Hernandez y su e-mail.
Prohibida su reproducción con fines comerciales sin la autorización del autor.

 




Inicio Noticias Hardware Software Mercadillo Temática Como se hace... Cursos Utilidades Foros
Fabricantes Colabora Libreria musical Libro de firmas Enlaces Política Escribenos

© 2000 - musicareas.com . Todos los derechos reservados