pagina de inicio


LOS TAMBORES BATÁ


LOS TAMBORES BATÁ


          A mediados del siglo XVI, fueron traídos a Cuba negros de África para trabajar como esclavos bajo la dominación española en América. Entre ellos, los del África occidental, y principalmente los Yorubas (o Lucumíes) ejercieron una enorme influencia en el desarrollo cultural y religioso de la isla.

          Su culto se expandió muy rápidamente y se conoce en Cuba con el nombre de Regla de Ocha (o Santería) teniendo sus raíces en ancestrales tradiciones oriundas del territorio nigeriano. Tiene como base la adoración de los dioses (Orishas) del panteón yoruba y la transposición de las divinidades africanas con los santos de la religión católica dando lugar a un sincretismo muy importante para el análisis de la cultura.

El origen de su nombre (Santería) es muy claro ya que se trata de un culto a los santos. Sus ritos, su música, su sistema de símbolos, sus leyendas, son testigos de su complejidad. El personaje más importante es el Babalao: es un consejero y experto en religión, predice a través de los oráculos. Además, cada creyente (Santero o Babalocha para los hombres y Santera o Iyalocha para las mujeres) está consagrado a un santo (Orisha) personal. Es sensato venerarlo en particular, honrarlo en su propia casa (que se convierte por esto en una íleocha, una "casa templo") donde se baila para y con él. La motivación de estas danzas es glorificar a los Orishas o atraerlos con el fin de que tomen posesión de uno de sus hijos (iniciados) para comunicar con los hombres. Este fenómeno de la posesión se Llama el trance (subirse o montarse el santo).

          El panteón yoruba y su mitología han sido comparados con los de la antigua Grecia. Los dioses yoruba tienen características humanas como el vicio y la virtud. En los mitos se relatan los hechos, las aventuras y la vida de estos dioses para posteriormente evocarlos en los ritmos, las danzas y los cantos.

EL INSTRUMENTO

          Los tambores Llamados Batá, con dos membranas o parches de diferente tamaño, el mayor Llamado Inu y el más pequeño Chacha, se golpean con las manos y se sostienen horizontalmente sobre las rodillas.

Existen tres tambores de tamaño diferente: (en orden decreciente) Iyá o el Mayor (la madre), Itótele o el Segundo y Okónkolo. El tambor mayor, Iyá, está provisto de hileras de campanillas (Chaworó). El sonido de la membrana se modifica al pegarle en su centro un anillo o aditamento resinoso. Además de los tambores hay unas maracas (Atcheré o Güiro).

UTILIZACIÓN Y SIGNIFICADO

          Existen varias intervenciones, por ejemplo, el Oru del Igbodú (u Oro Seco), donde los tambores Batá tocan solos en honor de los Orishas. Pero habitualmente, las percusiones acompañan a los cantos y danzas. Las fiestas en la Santería sirven para expresar la gratitud o el descontento hacia uno u otro de los dioses.

Hay también fiestas que se Llaman Bembé. Durante estos acontecimientos festivos no se deben utilizar los tambores sagrados sino los Güiros (Llamados también Awes o Chekerés), un tambor más una guataca (tipo de pico). En las regiones rurales se utilizan frecuentemente tambores llamados tambores Bembé.

          Existe un cierto número de Orishas más o menos importantes unos que otros y cada uno de ellos puede tener varios ritmos, cantos y danzas diferentes. Todas estas danzas pueden ser clasificadas en independientes (los bailarines, agrupados frente a los tambores, bailan de manera introvertida y sin relación entre ellos) y las colectivas (Aro de Yemayá), en círculo donde uno se desplaza en el sentido contrario a las manecillas del reloj. Las danzas se ejecutan durante la presentación de los iniciados delante de los tambores Batá, por el aniversario del diós y por el aniversario del día de la iniciación.

Estas ceremonias se Llaman Wemilere. Los más importantes durante la celebración de estas fiestas son los tocadores de Batá (0lubatá) y el cantante solista (Akpwón), al cual responde el coro (Ankorí). Los bailarines se desplazan con relación a los tambores según sus niveles en la jerarquía de la Santería.

YEMAYA OGGUN OSHUN ELLEWA

          Las danzas de la Santería son sin dudas las más variadas. Los movimientos más importantes son los realizados con la ondulación de la espalda que se transmite a los brazos y hasta los dedos. Detrás de la aparente monotonía de los pasos que esconde una verdadera riqueza de movimientos.

Tambores de La Habana
(en mm.)
  Iyá Itótele Okónkolo
Longitud 650 620 450
Diámetro del enú 290 220 175
Diámetro del chachá 140 155 155

 

Tambores de Matanzas
(en mm.)
  Iyá Itótele Okónkolo
Longitud 585 510 380
Diámetro del enú 320 230 178
Diámetro del chachá 178 130 130


VER OTROS ARTÍCULOS DE MÚSICA ÉTNICA

Autor : Fidel Rojas Hernandez

© Copyright. Derechos reservados.
Solo se autoriza su reproducción si se hace de forma gratuita y de libre acceso a cualquier usuario, mencionando "siempre" la fuente musicareas.com y conservando "siempre" el nombre del autor Fidel Rojas Hernandez y su e-mail.
Prohibida su reproducción con fines comerciales sin la autorización del autor.

 




Inicio Noticias Hardware Software Mercadillo Temática Como se hace... Cursos Utilidades Foros
Fabricantes Colabora Libreria musical Libro de firmas Enlaces Política Escribenos

© 2000 - musicareas.com . Todos los derechos reservados